Las cifras por el COVID-19 que emite el sector salud de nuestra región nos demuestra que la situación se viene agravando y en cualquier momento, se podría hablar de un colapso de las camas UCIS, esto debido a que, en menos de 24 horas, 3 pacientes críticos ingresaron a estos servicios donde se debaten entre la vida y la muerte.En total, a nivel de la región Apurímac los nosocomios albergan a 15 pacientes en UCI y 54 pacientes hospitalizados con diagnóstico moderado. Todos ellos presentan neumonía por coronavirus y requieren de tratamiento con oxigenoterapia, en el caso de los pacientes críticos están intubados a los ventiladores mecánicos.

En solo un día se detectaron 24 nuevos casos según el reporte del martes 22 de diciembre, pero la preocupación salta debido a que existen aglomeraciones en los bancos en todas las provincias. Con respecto a Abancay las calles empezaron a tugurizarse por la gran cantidad de transeúntes que están en busca de regalos sin respetar el distanciamiento social.

Estas actitudes de muchas personas pueden llevarnos a que la región se ponga en un estado caótico en las próximas semanas y es que no ayuda mucho la ampliación del toque de queda desde las 10 de la noche hasta las 4 de la madrugada, porque las calles están repletas de gente durante todo el día.

Cada uno de los ciudadanos tiene la responsabilidad de mantener el autocuidado, porque en una segunda ola, no habrá suficiente capacidad en el sector salud para afrontar una crisis sanitaria.

Publicidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *