El pequeño conmovió a todos luego de asegurar que sólo así podrá abrazar a sus abuelitos.

Pese al estado de emergencia y cuarentena que todos guardan en casa, un menor de edad de tan sólo 6 años sorprendió a la población al orar arrodillado en plena avenida pública, con la finalidad de que Dios lo escuche y pueda terminar con la pandemia del nuevo coronavirus. Este conmovedor hecho ocurrió en La Libertad.

A través de las redes sociales, Claudia Alejandra Mora, una vecina que fotografió al pequeño, compartió y relató el presenciado momento: “Aproveché minutos antes de que las personas salgan a sus puertas a orar para hacer una toma de todas las velas que fueron puestas como acto simbólico de fe, grato fue el momento cuando encontré a este niño y aprovechando su concentración tomé la foto. Le pregunté luego que hacía y me respondió en su inocencia que le pedía solito un deseo a Dios y que salió porque en su casa había mucho ruido, que así su deseo no se iba a cumplir. Su deseo sin duda es claro, ellos no son ajenos a saber lo que está sucediendo”, contó la mujer.

Por otro lado, Abraham Castañeda Malca, padre del pequeño, dijo haberse sorprendido con el noble acto: “Me sorprendió bastante porque, imagínese, con tantas cosas que están sucediendo en este mundo: lo de la pandemia y ver tantas personas que mueren. Ha sido una sorpresa, realmente. Mi hijo es un niñito de seis años y no pensaba que iba a reaccionar así de esta manera”, expresó.

0 Reviews