Zinedine Zidane tendrá un dolor de cabeza para armar la ofensiva del Real Madrid. Cuenta con hasta siete extremos para solo dos puestos disponibles.

Cuando algunos piensan que el retorno de la totalidad de sus jugadores a los entrenamientos resulta una bendición para los técnicos, Zinedine Zidane lo podría tomar como un dolor de cabeza de cara al retorno de la liga española.

El estratega francés cuenta con los regresos de Eden Hazard y Marcos Asensio, quienes se recuperaron de sus respectivas lesiones. Sin embargo, el exceso de extremos en el Real Madrid (Bale, Vázquez, Brahim, Vinicius y Rodrygo) significaría dejar afuera a algunos elementos valiosos del once inicial.

De formarse el sistema 4-4-2, «Zizou» tendrá que dejar fuera a cinco jugadores, mientras que si aplica el 4-4-2, solo uno de los merengues podrá entrar en el once inicial. En este caso, Eden Hazard parte como favorito para ocupar ese puesto.

Los otros seis jugadores deberán luchar por una oportunidad en la alineación de Zidane, quien probó a todos menos al lateral Brahim Díaz. El ex Manchester City solo tuvo minutos en la Copa del Rey y cuenta con una clara desventaja.

Cabe recordar que Javier Tebas, presidente de la La Liga, expresó su deseo de que el torneo ibérico se reanude a mediados del próximo mes, sin embargo, esto dependerá de la decisión que tomen las autoridades del país.

«Me gustaría que empezara el 12 de junio, pero no sé qué ocurrirá. No nos precipitamos. Dependerá de si hay repuntes o no de contagios. Eso no depende del fútbol, sino de la situación sanitaria», declaró el directivo español.

0 Reviews