Castración química: ¿En qué consiste?

mayo 18th, 2018 | by RIT
Castración química: ¿En qué consiste?
Tecnologia y Ciencia
0

La castración química consiste en la administración de medicamentos que reducen la libido —Dietilestilbestrol (DES), acetato de medroxiprogesterona o la hormona liberadora de hormonaluteinizante (LHRH)— , y se aplica con el objetivo de impedir que los violadores, pederastas y otros delincuentes sexuales reincidan.

A diferencia de la castración física, en la que se retiran los testículos, en la versión química se frena la producción de testosterona, la hormona sexual masculina que está distribuida en un 90 % en los testículos y el 10 % restante en las glándulas suprarrenales, mediante medicamentos inhibidores.

De esta manera, se reduce las fantasías sexuales compulsivas de algunos tipos de delincuentes sexuales. Los efectos secundarios de la droga han sido raros y se cree que son totalmente reversibles con la interrupción del tratamiento.

La castración química como una medida obligatoria contra los agresores sexuales de menores se aplica en diversos países. Aquí algunos antecedentes recopilados por BBC.

Estados Unidos —

En 1966 el sexólogo John Money fue el primer estadounidense en aplicar la castración química al recetar acetato de medroxiprogesterona como tratamiento para los pacientes con impulsos pedófilos.

Tres décadas después, en 1996, California modificó su código penal para incluirlo como castigo contra los abusadores de menores.

Al año Florida aprobó una ley similar.

Actualmente son nueve los estados que aplican esta medida en casos de abusos sexuales graves a menores: además de los mencionados, Georgia, Iowa, Luisiana, Montaba, Oregón, Texas y Wisconsin.

— Polonia —

El 25 de setiembre del 2009 la cámara baja del Parlamento polaco aprobó una enmienda al código penal por la que se permitió la castración química para los pederastas.

Con ello, se convirtió en el primer país de la Unión Europea en legislar sobre el tema.

Entró en vigor en junio del 2010 y desde entonces “cualquiera que sea culpable de violar a un menor de 15 años puede ser forzado a someterse a una terapia química y psicológica para reducir su deseo sexual al terminar una pena de prisión”.

— Rusia —

El 4 de octubre del 2011 el parlamento de Rusia aprobó en su primera lectura una ley contra la pederastia.

De acuerdo a ella, quienes sean hallados culpables de haber cometido crímenes sexuales contra menores de 14 años enfrentarán la castración química y los reincidentes a cadena perpetua.

La decisión la tomará el tribunal correspondiente, en base a un informe solicitado a un psiquiatra forense.

Asimismo, los criminales sexuales cuya víctima sea mayor de 14 años pueden solicitar la castración química voluntaria. Esto les permite acceder a la libertad condicional si ya están cumpliendo condena o lograr una sentencia más indulgente si aún están siendo juzgados.

— Corea del Sur —

Por primera vez en la historia de Corea del Sur, el 2 de enero del 2013 la Corte de Seúl condenó a un hombre de 31 años acusado de pederastia a 15 años de cárcel y a otros tres años de castración química con un tratamiento hormonal.

La ley de la castración obligatoria se había ratificado meses antes, en julio del 2012.

Ésta permite el uso del tratamiento hormonal para los condenados por pederastia mayores de 19 años que la corte considere proclives a reincidir.

— Castración voluntaria —

Estos son los países en los que la castración química es obligatoria para los delincuentes sexuales que abusaron de menores.

Y con ellos como ejemplo, la Corte Suprema de India pidió en enero al parlamento considerar castigos más duros, incluida la castración química, para aquellos que violen niños, “unos crímenes atroces, inconcebibles y crueles”.

Pero también hay países en los que la castración química es voluntaria.

En la lista se incluyen Reino Unido, Australia, España, Francia, y también un país de América Latina.

Acosados por una creciente ola de ataques sexuales, en marzo del 2010 las autoridades de la provincia de Mendoza, en el oeste de Argentina, anunciaron que los condenados por violación podrían someterse a la castración química.

El gobierno mendocino tomó la decisión tras determinar que el 70% de quienes van a prisión por abusos sexuales son reincidentes.

Sea como sea, la medida es polémica y son varios los sectores que se oponen a ella.

Algunos expertos en derecho advierten que es inconstitucional y que viola los derechos individuales de los perpetradores, asociaciones médicas insisten en que no es ética y otras organizaciones ponen en duda su efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =